Risk, resilience, and rebalancing in global value chains

La cadena de suministro global es un conjunto de eslabones muy sensibles ante las disrupciones. Inclusive antes de la pandemia del COVID-19, se podía palpar su fragilidad. Recientemente, las cadenas de valor se enfrentan a distintos riesgos como el desabastecimiento en su manufactura, problemas financieros, terrorismo y un alto costo en el proceso de producción. Además, los inventarios se ven afectados de manera directa por las tenciones geopolíticas, ciberataques y los eventos climáticos, los cuales cada vez se vuelven más agresivos. La incertidumbre, a causa del desabastecimiento, se está manifestando como una problemática que necesita ser atacada con suma urgencia. Por eso, las organizaciones se están estructurándose como modelos más resilientes al cambio, permitiendo que su capacidad de resolución de problemas sean más ágiles e innovadoras.

The Global FM Impact Report 2023

La pandemia de COVID-19 tuvo un impacto masivo en la industria gestión de inmuebles, llevando a las organizaciones a reorientar por completo sus operaciones. Se resalta la importancia de la salud, seguridad, regulaciones cambiantes y cumplimiento, lo cual provocó un nuevo enfoque en los patrones y preferencias laborales, impulsando a las organizaciones a reconsiderar la utilización del espacio y adaptarse a entornos laborales remotos e híbridos. La integración tecnológica y la transformación digital se vuelven fundamentales para el crecimiento futuro, acelerando la adopción de soluciones tecnológicas para superar interrupciones en las cadenas de suministro, escasez de talento y presiones financieras. El mercado global está valuado en un crecimiento impulsado por la demanda de soluciones de gestión de instalaciones integradas. Las regiones de Asia-Pacífico, América del Norte y Europa tienen los mayores mercados, mientras que Oriente Medio y África tienen un alto potencial de crecimiento. La madurez del mercado de Oriente Medio destaca su capacidad de externalización y la transformación digital y la práctica sostenible.

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar